Decálogo de buenas prácticas para mantenerse inspirado

Lo curioso de trabajar en un área del conocimiento que requiera ingenio y visión, es que no hay una fórmula para permanecer en un estado de continua iluminación. Y si no hay una, es porque hay miles, los métodos son tan variados como personas en estas profesiones, porque al final del día cada quien define su propio proceso creativo y muchas veces lo que anima a uno crear, frustra a otro y viceversa.

Hice un listado ilustrado de algunas cosas que en lo personal me funcionan y en seguida les cuento un poco más.

  1. Contacto con la naturaleza. Procura llenar tus pulmones de aire limpio cada que tengas oportunidad, camina descalzo en el pasto, pisa hojas secas. Adopta una planta y si se puede, una mascota también.
  2. Haz listas de palabras que te gustan. No entiendo esta manía propia, pero es algo que me funciona a la hora de necesitar algún nombre para algo. La inicié por gusto y sin razón pero al final resultó útil.
  3. Escucha las inquietudes de los demás. Solía ser muy celosa de mis ideas, pero me he dado cuenta de que la mayoría de las veces las demás personas no alcanzan a visualizar lo que imaginas de la manera que tú y además al compartirlas obtienes buena retroalimentación.
  4. Busca nuevas perspectivas. Nuevos usos de algo, diferentes interpretaciones de una misma cosa, conectar dos cosas sin relación aparente o enseñar algo a través de un juego.
  5. Degusta algo nuevo. El cerebro es un músculo que hay que ejercitar a la menor provocación si queremos mantenerlo fresco. No soy neuróloga pero, me gusta pensar que funciona como cuando aprendes algo nuevo, se almacena nueva información en tu biblioteca de experiencias y estímulos sensoriales; y no solo gustativo porque al comer usamos varios sentidos.
  6. Presta atención a los detalles. A veces creo que las ideas están en todos lados, solo tenemos que desarrollar cierta sensibilidad para percibirlas y asociar las pistas que nos son dadas.
  7. Infórmate de noticias de otros lados. Una vez escuché de una profe que, entre más indiferentes seamos a nuestros entorno, menos ideas tendremos de cómo transformarlo.
  8. Haz algo ante las injusticias (aunque sea un meme). Y si puedes hacer algo más que un meme, mucho mejor. La creatividad no es solo tener ideas, la etimología de la palabra lo dice, es crear. Así que al final del día no es más creativo el que tiene más ideas, sino el que hace más con ellas.
  9. Lee biografías de personajes interesantes. Leer también sus libros o entrevistas, es sumamente inspirador, es como tomarte un té con ellas.
  10. No esperes encajar. Si Coco Chanel hubiera seguido las tendencias de su época, jamás se hubiera convertido en la diseñadora que fue.
  11. Aprecia el plus de los finales inesperados. Esto ya no iba a seguir, pero cuando das más de lo que se te solicitó, obtendrás mejores respuestas y eso te motivará.

2 comentarios en “Decálogo de buenas prácticas para mantenerse inspirado”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s